Como país de vacaciones con una larga tradición en cabañas, Dinamarca ocupa un puesto relevante en Europa. En los últimos años se ha desarrollado una extraordinaria oferta de Glamping individual y con un gran nivel de calidad. En ellas podrá encontrar en alquiler excelentes lugares donde pernoctar así como puntos de acampada con una gran superficie, instalaciones lujosas o servicios especiales. Como ninguna localidad del país se encuentra a más de 50 kilómetros de un destino con agua – mar o lago, el agua tiene una gran importancia a la hora de planificar las vacaciones. Jutlandia ofrece, en la costa del Mar del Norte, infinitas playas de arena. Dinamarca tiene fama de país que cuida a la infancia, lo que atrae a muchas familias a practicar Glamping en el país. Pero también la generación Glamping más madura va descubriendo el país: numerosas casas señoriales, ciudades antiguas y arqueología vikinga, sin olvidarnos de Copenhague como destino cultural, hacen también un destino de vacaciones para Glamping.