El camping en Portugal, en su mayor parte, es de nivel bajo o medio. Si bien existen muchos campings en todo el país, las instalaciones de mejor calidad se encuentran a lo largo de la costa del Algarve, donde estará situado el único LeadingCamping de Portugal a partir de 2016. En el interior y en la costa occidental del Atlántico existen principalmente campings más pequeños y con menos servicios. Entre las particularidades del camping portugués, destaca que los campings no deben estar situados en la playa. Es obligatorio dejar desde unos centenares de metros hasta unos pocos kilómetros de distancia hasta el mar. Debido a su lejanía con el centro de Europa, para los campings del Algarve “Fly & Camp” es una de las alternativas preferidas por los huéspedes con vehículo propio. Faro se ha desarrollado hasta convertirse en un eje importante para las aerolíneas charter y de bajo coste. El sol invernal y las playas de ensueño atraen a sus pasajeros hacia los bungalós o las casas móviles de los campings del sur de Portugal.